Asentamientos en el Uruguay y una realidad disparadora de la re-escritura de “El Desalojo” de Florencio Sánchez.

¿Qué actualidad tiene la obra de Sánchez? ¿Qué impacto tenía en la sociedad del 900 el conflicto que plantea el autor, y qué impacto tendría en la nuestra? ¿Qué conflicto debería enfrentar Indalecia en nuestros días para lograr el mismo impacto que generó en la sociedad de ese momento?

Estas preguntas fueron el punto de partida del siguiente trabajo de re escritura y re significación de “El Desalojo” de Florencio Sánchez, estrenada por primera vez en el año1906. Dicha obra plantea el conflicto de su protagonista (Indalecia) quien deberá elegir entre quedarse junto a todos sus hijos, sin vivienda, en busca de un trabajo y arriesgándose a que sus hijos se conviertan en criminales para poder comer, o separarse y dejarlos a cargo de la Sociedad de Beneficencia.

Surge de ese modo el tema de la venta ilegal de niños, y se convierte en el conflicto de “Migajas”. En esta oportunidad Indalecia deberá decidir entre vender a su hija más pequeña y acceder a una nueva vida, o quedar en la calle y entregar a sus otros hijos por negligencia y robo reiterado al Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay.

…“ La obra de Sánchez se inscribió en un estilo denominado “realismo naturalista”. Se procuraba presentar personajes y situaciones más actuales, en muchos casos ya no propias de la vida rural sino de la vida urbana, y que no solamente empleaban un lenguaje concordante con el de la gente común de su época, — incluyendo frecuentes modismos localistas — sino también planteando los conflictos que se suscitaban en esa sociedad crecientemente afectada por la presencia de inmigrantes y las dificultades de su inserción social”…